Por qué cada vez hay menor natalidad

¿Por qué cada vez hay menor natalidad?

La caída en el índice de nacimientos registrados durante los últimos tiempos, puede llegar a generar severas consecuencias dentro de las sociedades a nivel global, según indican diversas investigaciones recientes.

De acuerdo con estos estudios, los especialistas consideran que esta dramática caída en los índices de natalidad podría terminar reduciendo la población mundial dentro de no mucho tiempo.

De esta forma, consideran que es posible que la población se reduzca a la mitad en el año 2100 dentro de países como Japón, Italia, Tailandia y España. Pero, ¿por qué cada vez hay menor natalidad?

¿Por qué con el paso del tiempo existe un menor índice natalidad?

Mientras el número de habitantes se reduce, a causa de la disminución que han experimentado los índices de nacimientos, de forma paralela, la población irá envejeciendo de forma considerable: así, en poco tiempo habrá el mismo número de recién nacidos que de personas que tengan 80 años.

De acuerdo con los investigadores, esta cifra resulta de gran importancia, ya que indica que gran parte del mundo se encuentra en una transición que dará paso al declive natural de la población.

bebe recien nacido

Pues bien, la tasa de fertilidad, la cual hace referencia al número de hijos promedio que una mujer suele tener, se encuentra en pleno descenso, y cuando dicho índice alcanza una cifra menor al 2,1, la cantidad de la población comienza a disminuir.

De acuerdo con las cifras, se conoce que para el año 1950 las mujeres solían tener alrededor de 4,7 niños a lo largo de su vida, pero actualmente, es posible realizar una proyección que indica que para el año 2100, dicha cifra disminuirá aproximadamente hasta 1,7.

Ahora bien, cabe decir que este cálculo arroja una peculiaridad. Para empezar, la cantidad de personas alrededor del todo el mundo alcanzará su mayor punto en toda la historia, llegando a unos 9.700 millones de personas en el año 2064. Sin embargo, después esa cifra se reducirá de forma abrupta, llegando a menos de 8.800 millones de habitantes a final del siglo.

En cualquier caso, es posible señalar que las principales razones por las que cada vez hay una menor natalidad consisten, por una parte,  en el acceso que hoy en día la población femenina tiene a los anticonceptivos; mientras que, por la otra, se debe a los mayores niveles de educación que existen en torno a la natalidad.

De esta forma, la mezcla de ambos aspectos ha hecho que gran cantidad de mujeres decidan tener una menor cantidad de niños en comparación con otros momentos a lo largo de la historia.

Esto ha hecho que, actualmente, los expertos ya se encuentren proyectando cuáles pueden ser las consecuencias que generará dicho cambio a futuro; en este sentido, señalan que será entonces preciso poder reorganizar a las diversas sociedades.

¿Cuáles países se verán afectados en mayor medida por esta menor natalidad?

Sin duda, cuando se habla de los países que serán más afectados por esta reducción en la natalidad, destacan tanto Japón como Italia; sin embargo, existe todo un listado que incluye a otros 20 países que también sufrirán las consecuencias de este descenso en el número de la población.

En este sentido, cabe señalar que se prevé que China, el cual hoy en día se posiciona como país con mayor población a nivel global, llegará a su punto más alto dentro de unos 4 años al alcanzar los 1.400 millones de habitantes, antes de que este número disminuya prácticamente a la mitad (es decir, unos 732 millones), en el año 2100.

Por lo que India pasará a tomar su lugar. Además, de Italia, Reino Unido alcanzará los 75 millones de ciudadanos para el año 2063, cifra que se reducirá en el año 2100 a unos 71 millones.

Sin embargo, hay que decir que la reducción de la natalidad supondrá un problema que afectara a las poblaciones en todo el mundo, donde unos 183 países de los 195 que existen, contaran con un índice de fertilidad menor al de los niveles necesarios para poder suplir a la población.

La reducción en el número de nacimientos representa un problema y cómo solucionarlo

Si bien sería posible creer que un menor índice de natalidad sería un cambio extraordinario para el medioambiente, ya que una población conformada por un menor número de personas supondría la disminución de las emisiones de carbono, al igual que la reducción de la deforestación; dando paso a la elaboración de lugares dedicados tanto a la ganadería como a la agricultura.

En este sentido, diversos países han decidido recurrir a la inmigración con el propósito de incrementar sus poblaciones y de esta manera poder compensar la disminución que ha experimentado la tasa de natalidad.

No obstante, lo cierto es que eso deja de suponer una solución cuando la mayor parte de los países sufren las consecuencias de la disminución de su población.

Por eso, diversos países han tratado de implementar determinadas prácticas políticas, incluyendo la baja por paternidad, incremento en la paga por baja maternal, proporcionar cuidado gratis para niños y también ofrecer incentivos financieros; sin embargo, aún no existe una solución definitiva para este problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *