Tipos de tortillas de huevo

Uno de los ingredientes que se repite en la alimentación de muchas personas es el huevo, el cual puede llegar a ser un poco aburrido comerlo todos los días, pero que no necesariamente debe ser así, ya que hay muchas recetas que se pueden hacer para variar un poco las comidas con él.

Entre las distintas preparaciones que hay para realizar con huevos, una de las favoritas son las tortillas, que bien preparadas y con otros ingredientes que la complementen, puede ser una gran opción para quienes no desean cocinar algo muy elaborado en determinadas ocasiones.

Hay varios tipos de tortillas de huevo que puedes preparar en casa, así que si deseas saber cuáles son y cómo hacerlas, continúa leyendo este post donde te dejaremos toda la información que necesitas para ello.

Tipos de tortillas que llevan huevo

Después de saber los tipos de tortillas de huevo que puedes hacer, tendrás más fácil la tarea de cocinar, y más si es uno de esos días en los que solo quieres salir de paso, alimentarte y seguir con lo que estás haciendo, por lo que te conviene leer con detenimiento la información que te dejaremos aquí.

1.      Tortillas de patatas

La más conocida, la más famosa y hasta la favorita de todos, es la tortilla de patatas, donde además del huevo son las patatas las protagonistas, y es por ello que una gran cantidad de personas la prefieren para el desayuno, porque pueden comerlas solas y aun así ser un gran alimento para comenzar el día.

Para preparar este tipo de tortilla, solo necesitarás huevos, patatas, cebolla, aceite de oliva y un poco de sal.

Pica las patatas en pequeños cuadros, al igual que la cebolla, y mezcla ambos ingredientes con los huevos hasta que quede homogénea. Vierte un poco de aceite de oliva donde vayas a cocinarla, y espera a que esté dorada por ambos lados para servir y comértela.

Existen muchas formas de hacer una tortilla de patatas, pero la receta que te hemos dado aquí es la más sencilla que puedes hacer, así que no dudes en probar esta exquisita preparación con tan pocos ingredientes.

2.      Tortilla de bacalao

Para quienes deseen comer huevos y pescado, un tipo de tortilla en el que pueden mezclar ambos ingredientes es en la tortilla de bacalao, la cual además puede ser muy útil para dársela a los niños, considerando que el pescado no es uno de sus alimentos favoritos.

Además, este tipo de tortilla es una de las que más se prepara en la Cuaresma, por lo que saber cómo hacerlo puede ser de gran ayuda para ti, porque tendrás otra opción para comer delicioso y nutritivo en ese tiempo.

La preparación de la tortilla de bacalao requiere de huevos, cebolletas, migas de bacalao salado y un poco de aceite de oliva.

Pela y corta en juliana las cebolletas y colócalas a dorar en una sartén con el aceite de oliva. Cuando veas que ya están doraditas, incorpora las migas de bacalao asegurándote de que estén completamente pequeñas.

Revuelve esos ingredientes durante unos cinco minutos, y luego incorpora los huevos uno a uno para mezclar homogéneamente. Deja que cuaje la tortilla y voltéala para que dore por el otro lado, y listo.

3.      Tortilla de espinaca con jamón y queso

Otro tipo de tortilla de huevos que debes conocer, es la tortilla de espinaca, jamón y queso de untar, una muy buena opción para incorporar los vegetales en tu vida, y más si tienes niños en casa a los que les dificulte comerla como alimento.

La preparación de este tipo de tortilla es muy similar a las anteriores, pero te contamos que los ingredientes que necesitas para hacerla son: espinacas congeladas, huevos, queso de untar, jamón, sal y pimienta.

Precalienta las espinacas en el microondas para descongelarlas, y cuando estén listas, tritúralas para luego mezclarlas con los huevos batidos.

Utiliza una bandeja cubierta con un poco de papel vegetal o aluminio, ahí extiende la mezcla sobre ella, para luego colocar en el horno a 200º, y luego de unos 10 o 15 minutos podrás sacarla al estar cuajada.

Con la ayuda de un paño húmedo, dale la vuelta a la bandeja y coloca en ella la tortilla, para que te sea más fácil retirar el papel vegetal o aluminio, y ahí puedes colocarle el queso de untar, y sobre él coloca el jamón, para luego enrollarla y listo.

4.      Tortilla francesa

Y por supuesto, no podíamos dejar fuera de este post a otra de las tortillas más conocidas a escala mundial, la más sencilla de preparar, porque para ello solo se necesita de huevos, y esa es la tortilla francesa, una receta que hasta el que no sepa cocinar puede hacer con mucha facilidad, por lo que debes tenerla en cuenta si estás en una situación como esa.

Como te mencionamos, solo necesitas algunos huevos para la preparación de una tortilla francesa, los cuales deberás batir bien con un poco de sal para darles gusto, y antes de que se forme espuma en la mezcla, coloca la preparación en un sartén que esté caliente y con un poco de aceite de oliva.

Remueve los huevos batidos con un tenedor para que quede más esponjosa, y antes de que comience a cuajar, dóblala a la mitad y dale la vuelta, hasta que ya se encuentre en el punto que la deseas para comer.